Así es “El Procés”, la hoja de ruta para independizar una región privilegiada desde el egoísmo, el desprecio, el odio y la mentira.

Siete comunidades autónomas en España sufren asedio nacionalista en buen estado de avance, siguiendo la misma hoja de ruta que Cataluña.

Después de 500 años con las mismas fronteras hay muchas más cosas que nos unen de las que nos separan. El mundo se globaliza a ritmo vertiginoso y los países tienden a la unión, al entendimiento y a la apertura de fronteras. Es lo que toca en el siglo XXI. Sin embargo España es víctima de una conspiración que usurpa y manipula desde la premeditación, que usa la ciencia identitaria y la diferenciación para justificar su objetivo de manera egoísta e injusta. Se trata de mostrar una supuesta sensibilidad, y de lanzar un mensaje que se expresa desde la calle para que dé la vuelta al mundo y si hay refrendo alcanzar así la independencia. Una independencia forjada desde la mentira, desde el odio y el desprecio aunque merecerá la pena, ya que reportará una mejor economía. Y si la cosa sale mal y llega el corralito… no hay problema. España estará ahí para afrontar los miles de millones que sean necesarios para sacar a la región del posible agujero.

Cataluña es un territorio privilegiado, muy afortunado, que cuenta con los mejores recursos y la mejor posición geoestratégica, aunque todavía es sensible de mejorar si pudieran pagar menos impuestos aún así con rentas per cápita un 25 % superiores a la media española. Es como si en un país se independizaran los ricos, ya que no sería necesario pagar más que una pequeña parte de lo que pagan ahora. No tendría sentido la progresividad. En cualquier rincón del planeta pagan más los que más ganan, pero en Cataluña no. En Cataluña dicen que “España nos roba” porque prefieren no aceptar esas reglas.

El mayor problema de este proceso es que la diferenciación no es la esencia, sino el camino. Lo importante es alcanzar la ventaja económica. El sistema educativo será una pieza clave para orientar la sociedad a la diferenciación y a la identidad, el mayor objetivo del Procés promovido por los independentistas. 

La hoja de ruta del Procés, para independizar la región, en 20 etapas:

  1. Todo comienza con las ventajas económicas. Se hace campaña sobre las ventajas que podría tener esa región privilegiada si fuera independiente. Para ello se desarrolla una estrategia de marketing y comunicación, con algunos lemas como: “España nos roba”.
  2. Se crean asociaciones nacionalistas, entidades que en una primera fase cuentan con poca representación, con objetivos ilegales que no se prohíben ni nadie frena.
  3. Se consolida una minoría. Surgen pequeños partidos políticos con escasa representación pero que van consolidando una trama que ya hace uso de la manipulación y la mentira para evangelizar y convencer a la sociedad.
  4. Se promueve la diferenciación identitaria. Somos diferentes, tenemos territorio diferente, lengua diferente, costumbres diferentes, comida diferente… Se trata de impulsar al máximo esas diferencias, cosa que no es fácil desde un país de 500 años de antigüedad, pero es la verdadera clave del Procés.
  5. Los nacionalistas consiguen representación parlamentaria. A pesar de ser muy pequeños y que deberían haber sido prohibidos, la realidad es que desde su pequeño tamaño consiguen gran rentabilidad, al convertirse en partido bisagra y participar en las decisiones políticas.
  6. Se descentralizan competencias. Se consigue descentralizar funciones del Estado y llega más dinero, mucho dinero a las arcas regionales para la gestión de acciones orientadas a la diferenciación y la identidad.
  7. Se ceden las competencias de Educación. MOMENTO CUMBRE: Desde este momento se abre un camino para la exaltación que ya nadie podrá frenar. Desde ese bastión y con el apoyo de la manipulación y el desprecio se conseguirá aleccionar a la población estudiantil.
  8. Se aplica el requisito lingüístico a los docentes. MOMENTO CUMBRE: Que introduce ventajas a aquello que lo consiguen, por lo que entre el colectivo del profesorado se va forjando un corporativismo orientado a explotar esas mejoras. El grupo se apoya en la diferenciación, que permitirá desarrollar recursos para llevar a los alumnos a la exaltación identitaria.
  9. Se impone la lengua regional. MOMENTO CUMBRE: A pesar de que España cuenta con una de las tres lenguas más importantes del planeta, el castellano, que es la que quieren los padres para sus hijos, pero la cuestión identitaria pasa por discriminar a esta lengua global, e imponer la lengua regional.  Esto coincide en un momento en que el planeta se orienta al mundo global, por lo que ya surgen algunas tensiones.
  10. Manipulación del material escolar. MOMENTO CUMBRE: Se modifican los programas curriculares, los contenidos, se manipula la historia y todo ello queda recogido en el material educativo: los libros, con los que los docentes trasladan la manipulación a sus alumnos.
  11. Adoctrinamiento del alumnado desde un sistema educativo orientado a la identidad. MOMENTO CUMBRE: Desde la etapa de Infantil a la universidad, pasando por la secundaria, bachillerato, formación profesional, deportivas, de música, arte… Los profesores de cualquier etapa ya se han convertido en el ejército de la futura nación, solo falta por trasladar conceptos,  contenidos y opinión política: el aleccionamiento está servido en una población escolar que será transformada a gran velocidad.
  12. Oleadas de alumnos alcanzan la mayoría de edad. Cada año llegará una nueva oleada de alumnos que cumplen la mayoría de edad y suponen el 1,5 % de la población total, equivalente a un 2,5 % del total de votantes. Esos jóvenes también irradian su influencia a su entorno familiar y de amigos, con lo que la escasa minoría de independentistas consigue entrar en la senda del crecimiento.
  13. Medios de comunicación financiados difunden la fiebre nacionalista. La TV3 en Cataluña ha servido de eje para promover la ciencia identitaria. Sin embargo no es solo ese canal, ya que hay otros muchos que han recibido ayudas desde la propia administración para promover la diferenciación regional. 
  14. Los partidos nacionalistas consiguen más autogobierno. El mecanismo se convierte en un círculo vicioso, que ya influye en el gobierno central para aprobar leyes, presupuestos… No se trata de negociación, sino de un chantaje que se consolida como forma normal de gobierno. El resultado es un continuo grifo abierto en la cesión de competencias y descentralización presupuestaria.
  15. Lo nacionalista se convierte en independentista. Lo ilegal se considera alegal, pero la realidad es que el gobierno central transige, lo acepta, permite… La deriva nacionalista comienza su fase más radical.
  16. El desafío… cuando la minoría radical crece y ya se aproxima a la mitad de la población. Una vez abierto el grifo de generación de independentistas desde el sistema educativo y desde los medios de comunicación “manejados” por el régimen, se consigue que la población alcance cifras cercanas al 50 % de la población. A partir de ahí comienza “El Desafío”.
  17. El Presidente regional y una mayoría independentista entran en el parlamento. Puede darse el caso que, sin alcanzar la mayoría de población independentista, los algoritmos de representación en el parlamento regional consigan nombrar a un responsable independentista en el gobierno regional. Comienza el vértigo, el desafío va tomando tintes complicados ya que entra en marcha la centrifugadora que exaltará todo tipo de acción secesionista.
  18. Los independentistas llaman democracia a la usurpación. Es su forma de dirigirse a los medios internacionales. Un marketing sofisticado de comunicación traslada a la opinión pública internacional que los catalanes tienen una sensibilidad, una clara diferenciación identitaria, que lanzan un mensaje que expresan en la calle, pero que no es escuchado por el gobierno central aún así que éste sigue ofreciendo nuevas competencias y más presupuesto. Pero se trata de un nacionalismo insaciable, no tiene solución.
  19. El problema regional. Ese término, que Cataluña lo ha exportado como “El problema catalán”, y que en la Comunidad Valenciana y Baleares se llamará en breve: “El problema valenciano” y “El problema balear” consiste en un marketing fundamentado en comunicar victimismo y en proyectar internacionalmente una supuesta sensibilidad  y una diferenciación insalvable, aunque en realidad haya sido forjada desde la manipulación, el desprecio, el odio y la mentira. Se vende que trata de una sensibilidad no atendida y no comprendida.
  20. Los independentistas organizan un referéndum ilegal. Lo que importa no son los votos ni lo que se pueda conseguir con ellos. Se trata de un pucherazo anunciado. Pero lo importante será la escenificación y el victimismo. Se buscan heridos, muertos, a ser posible. Se manipulan cifras, se exporta prensa amarilla a través de periodistas y medios de comunicación menos serios para dar a entender que el pequeño, el minoritario, el que sufre, el que es golpeado, aun así que forme parte de la trama surgida del desprecio… es el que tiene la razón. La provocación y la xenofobia no llegarán a ser comprendidas por los periodistas internacionales, dado que éstos no llegarán a entender su considerable profundidad.

En Idiomas y Educación pensamos que es difícil entenderse con el odio y la conspiración, por lo que dialogar con los fanáticos se hace imposible. Consideramos que es necesaria la intervención.

Pero aparte de Cataluña no hay que olvidar que otras regiones ya han avanzado en su proceso, mostrado aquí en 20 etapas. En la Comunidad Valenciana, la nuestra, así como en otras comunidades españolas, el estado de avance es mucho mayor de lo que muchos creen: Los padres ya perdieron el derecho a elegir la educación de sus hijos; el castellano está en fase de extinción o de minimización en el sistema educativo; la manipulación, el chantaje y la mentira ya han hecho presencia esta comunidad y lo peor es que ya se usa todo el abanico de instrumentos: por decreto, por decreto ley, por ley…

¿Nadie va a poner freno a este cataclismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *