La manipulación del sistema informático que determina los niveles de plurilingüismo en los centros va más allá, y genera trastornos mayores.

La asociación Idiomas y Educación ha recibido información, y quejas, desde diversos centros, referidas a que no solo se manipuló el sistema informático para impedir la solicitud de determinados niveles iniciales de plurilingüismo, o de valenciano, sino que además la Consellería ha borrado las peticiones personalizadas que realizaron los directores de centros, en comunicaciones paralelas, para solicitar niveles básicos, así como otros comentarios del consecuente malestar por el filtro impuesto por esa Consellería, que ni siquiera permitía aplicar los niveles que indicaba el decreto, según las restricciones marcadas por el anexo XI.

Esto ha ocurrido en numerosas ciudades castellanohablantes, como por ejemplo Alicante, aunque en la mal escrita Ley 4/1983, de uso y enseñanza del valenciano, consta como ciudad de predominio valenciano, aspecto que además y en cuanto al perfil castellanohablante de los habitantes de la ciudad, ya parte de que no lo era en 1983, pero la implantación de determinados sectores económicos que han permitido el desarrollo de esta ciudad, el uso del castellano y también del inglés ha ido a más, por lo que en las encuestas realizadas a los padres sobre el uso del valenciano en diferentes centros han concluido con que solo lo hablan entre un 1 y un 3 % de los ciudadanos.

El decreto, que Idiomas y Educación lo denomina, “De la imposición, la manipulación y el chantaje” establece 6 niveles que van desde el Básico 1 al Avanzado 2. La asociación dice que se trata de un intencionado intento de la Consellería de confundir a los padres al usar la misma denominación de niveles que el Marco Europeo de Referencia de las Lenguas, que solo establece el nivel de comprensión y expresión oral y escrita en una determinada lengua, pero al aplicar esa misma terminología en el sistema educativo valenciano, solo trata de confundir, para proyectar una profundidad lingüística sobre algo que no tiene nada que ver. El decreto solo establece niveles como un camino para alcanzar la plena inmersión del valenciano, y no representa nada de la comprensión ni expresión oral ni escrita en ninguna materia ni en ningún nivel en relación a lo que expresa el Marco Europeo.

Idiomas y Educación expone que el decreto regula la determinación de niveles iniciales a través del procedimiento escrito en el anexo XI, que limita a los centros para que no puedan ir a los niveles más bajos, los de más presencia de castellano. El anexo expresa la limitación en función de las lenguas en que se imparten actualmente las Ciencias Naturales y las Ciencias Sociales. A través de un diagrama de flujo la asociación explicaba en el pasado mes de febrero cómo se aplicaban esas limitaciones.

Sin embargo, la Consellería ha interpuesto un filtro en el sistema informático para que no se puedan solicitar los niveles básicos, dado que dependen del Programa Lingüístico de Centro (PLC) en vigor. El problema, y de ahí la manipulación, es que el PLC en vigor en cada centro no se corresponde con el que tiene introducido el sistema informático, ya que la Consellería no los ha actualizado. Los PLC corresponden modelos antiguos de cuando todavía existía la materia de Conocimiento del Medio, por lo que asignaba en la misma lengua las Ciencias Naturales y las Ciencias Sociales, y las vinculaba como si se estuvieran impartiendo en valenciano, cosa que no es cierta. Debido a esto en los centros no se podía seleccionar el nivel Básico 2.

Los directores de centros, ante tal despropósito y también ante la negativa de poder elegir un nivel que se ajuste a la comunidad educativa de cada centro, han realizado solicitudes escritas a la Consellería a través de una funcionalidad de esa misma plataforma que permitía comentarios. Es decir, en lugar de realizar un escrito oficial, o un correo electrónico, los directores entendieron que debían comunicarlo a través de la plataforma de plurilingüismo, pero esos mensajes han sido borrados por el sistema informático, por lo que ahora impide a los directores demostrar cómo se realizaron esos escritos. Toda esta situación se ha agravado ante la negativa masiva en los votos del consejo escolar de muchos centros, que rechazaban aplicar niveles superiores a los básicos.

La manipulación se evidencia una vez más sobre un decreto que ya de por sí es ilegal, al generar desigualdades y discriminar a la lengua castellana, así como a los niños que tienen ese idioma como lengua materna, aspecto fundamental para una mejor educación según los expertos de la Unesco.

La Consellería y todos los miembros del Consell, sin embargo, no paran de escribir teletipos o de acudir a ruedas de prensa para exponer que los centros eligen, optan, deciden, apuestan o se decantan, por ciertos niveles de valenciano, cuando la realidad es que los centros sucumben, ante tanta manipulación e incluso chantaje, que se encuentra implícito en el propio decreto y que se ha intensificado en las relaciones y exigencias entre la Consellería y los centros.

Un comentario sobre “La manipulación del sistema informático que determina los niveles de plurilingüismo en los centros va más allá, y genera trastornos mayores.

  • el 21 Mayo 2017 a las 08:02
    Permalink

    Hiya, I am really glad I’ve found this information. Nowadays bloggers publish only about gossips and internet and this is really annoying. A good web site with exciting content, this is what I need. Thank you for keeping this site, I will be visiting it. Do you do newsletters? Can’t find it.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *