Los enemigos de nuestros hijos: la Consellería de Educación, el sindicato STEPV, Escola Valenciana…

Esto es lo que dice el sindicato STEPV sobre la sentencia del TSJCV de 26 de abril/2018: Les sentències del TSJ sobre plurilingüisme, un pas més contra l’autogovern” (link). Cuando STEPV dice autogovern quiere decir separatismo pancatalanista. En su comunicación acusa a los jueces de politizados, típica práctica del fascismo de apartar a la justicia en sus planes totalitarios. Ese sindicato de profesores ya cuenta con una mayoría abrumadora en la enseñanza pública de la Comunidad Valenciana, ya que de 163 delegados que se dirimían en las últimas elecciones de 2014, STEPV alcanzaba 93 representantes.

Por su parte Escola Valenciana reivindica a través de los medios el derecho de aprender en valenciano. Aquí tenemos la noticia recién publicada en el diario Información, exactamemte hace unos minutos: 9.000 personas reivindican en Alicante el derecho de aprender en valenciano” (link)

¿Acaso alguien impide o quiere impedir que las familias decidan estudiar en valenciano?

Ellos ya tienen su derecho. La realidad es que quieren robarnos el nuestro. Los padres solo reclamamos derecho a elegir. Y la entidad dictatorial confunde imposición totalitaria con derecho a elegir ¿Qué les parece? Por cierto, esa entidad cuando publica una cifra de participación acostumbra a multiplicar por 20 veces las cifras. Aquí tenemos un ejemplo documentado en nuestro blog: «Les trobades» de Escola Valenciana: sectarismo, farsa y despilfarro pagado con dinero público (link). Es decir, las referidas 9.000 personas mencionadas en el diario Información probablemente sean, como máximo, 450.

STEPV y ESCOLA VALENCIANA respaldan la tesis de los Países Catalanes, en el caso de Escola es subvencionada por la Generalitat de Cataluña, ambas entidades se personaron contra nuestro recurso contencioso-adminitrativo en el TSJ, el del Foro por el Derecho a Elegir Lengua Vehicular, interpuesto por Idiomas y Educación, Covapa y Concapa de padres de la enseñanza pública y la concertada. Las dos entidades separatistas  acudieron en defensa de la Generalitat Valenciana a través de recursos contra nuestra demanda para justificar y apoyar las prácticas totalitarias de la Administración, empeñada en dictar normas que restringen derechos  a nuestros hijos para imponer la lengua valenciana. 

La Consellería de Educación, STEPV y Escola Valenciana consideran que los padres no tienen voz ni voto en la Educación, dado que, bien sea en forma de Decreto, Decreto Ley o Ley de Plurilingüismo, las normas del gobierno valenciano solo ofrecen opciones predeterminadas y limitadas para desplazar a los padres en los consejos escolares, opresión marcada por la participación secundaria y anecdótica de los padres para establecer los Programas Lingüísticos de Centro. El Tribunal ha sido muy claro en su sentencia, de que primero los padres deben expresar su voluntad y luego se preparan los PLC acorde a esas voluntades, en donde el derecho a elegir lengua vehicular es un aspecto indiscutible, incluyendo la lengua oficial del Estado.

El concepto tirano del gobierno valenciano sobre la educación sostenida con fondos públicos se ejerce desde unos actores que son la trama política, las entidades para la confusión y el engaño, y el colectivo docente de la escuela pública, que en el caso de la Comunidad Valenciana al igual que en Cataluña, ya cuenta con cifras de presencia sectaria muy preocupante. A ese sindicato no le preocupa la calidad de enseñanza ni los derechos de nuestros hijos, sino la intervención para el oportunismo egoista de los profesores, aspectos que surgen de la aplicación de un requisito lingüístico que cada vez se aplica con una mayor crueldad, y que con el tiempo se transforma en la formación de una selección aventajada que conforma el ejército separatista, que como en Cataluña, germina desde el colectivo docente y acaba condicionando la opinión de los jóvenes por vía de adoctrinamiento en las aulas.

Los padres, por tanto, pierden la voz y el voto para esta Generalitat Valenciana. La trama de entidades a que nos referimos para aplicar el pensamiento único en este territorio incluye al sindicato STEPV (http://stepv.intersindical.org/), a Escola Valenciana (https://escolavalenciana.org/), Acció Cultural del País Valenciá (http://www.acpv.cat/web/que-es-acpv), la Confederación de Ampas Gonzalo Anaya (http://www.gonzaloanaya.com/)… y un largo etcétera que trabajan para pergeñar la conspiración contra España que conducirá al separatismo, a través de rasgos identitarios y de diferenciación de corte nacionalista.

Sin embargo, esos padres y resto de la ciudadanía que no tienen voz ni voto en la educación de sus hijos, sí deben pagar sus impuestos para un gasto educativo muy costoso de financiar, en Primaria ya cuesta más de 5.000 € por alumno y año; en Secundaria y Bachillerato, más de 6.500 € por alumno y año, según cifras de Eurostat.

Idiomas y Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.