Los separatistas de Compromís y PSOE aprovechan catástrofe y desastre natural para promover dictadura lingüística y separatismo.

GOTA FRÍA EN EL LEVANTE ESPAÑOL

En la Vega Baja del río Segura, al sur de la provincia de Alicante, se vive una verdadera catástrofe de proporciones incalculables. Se ha desbordado el río, los aliviaderos de los embalses cercanos ya están abiertos a rienda suelta, y los muros de contención no dan abasto, con la ruptura de más de uno. Toda esa gran zona de la huerta en el sureste de España se inunda de manera espantosa e inédita. Los ciudadanos intentan salvar sus documentos valiosos, muebles, equipos electrónicos, enseres de valor… pero en especial intentan salvar sus vidas. Y mientras tanto, los dirigentes políticos se dedican a promover división y separatismo.

Administraciones públicas gobernadas por partidos separatistas como Compromís y PSOE, que han llegado ahí a partir de unos votantes que no son separatistas, de manera especial nos referimos a los que han votado a los socialistas, debido a la manipulación y usurpación política de ese partido, ambas formaciones aprovechan estos momentos de drama para imponer división y separatismo. Un ejemplo lo tenemos en la comunicación oficial del gobierno autonómico y de los ayuntamientos que informan de la cancelación de actividades (educación, deportes, circulación…), de la delimitación de zonas de riesgo, e información de seguridad para los ciudadanos. No hacer uso de la lengua española para estas cuestiones de seguridad, que es la que entiende la totalidad de la población ya ha originado quejas entre ciudadanos que no lo entienden. La seguridad, por tanto, no es la prioridad, sino el uso de la lengua de la división y el separatismo. Las redes sociales están plagadas de este tipo de denuncias:

Por otra parte, miembros del gobierno valenciano, como Enric Morera, de Compromís, no prioriza su actuación en la atención a las víctimas, sino que pone la voz de alerta para dirigirse a los medios y denunciar que se está hablando del sureste de España cuando se debería hablar de la Comunidad Valenciana y de otras comunidades, según se trate. Tengamos en cuenta que el desastre natural tiene un marcado centro geográfico: Orihuela, que es también capital de esa gran zona geográfica, ausente de fronteras ni de carácter político, denominada Sureste de España, por lo que la prioridad del separatista Morera queda en evidencia al obcecarse en remarcar fronteras de sus países catalanes, en lugar de atender a la necesidad del momento, que es grandiosa.

Esa petición parece que ha llegado a la Ente público RTVE, dado que el jueves 12 de septiembre, en todo el espacio dedicado al desastre, se hablaba de las provincias de Alicante y de Murcia, o se hablaba de una catástrofe en el Sureste de España. Pero el viernes 13 ya cambia el discurso, que se realiza por orden de secuencia de las comunidades autónomas, como si el ente público tuviera periodistas asignados a las comunidades autónomas, y ni se menciona ni una vez el término sureste, cuando el epicentro del desastre se encuentra entre las ciudades de Orihuela y Murcia, y por tanto correspondiente a distintas comunidades autónomas (Andalucía y Castilla La Mancha también tiene zonas afectadas).

En el telediario de hoy, ni se ha hablado de zonas de España, ni de provincias, ni tampoco se mencionó el término sureste, porque eso se refiere a España. En la edición del viernes día 13 de septiembre ya solo se habló de comunidades autónomas. Solo una persona habló de la provincia de Alicante y provincia de Murcia, pero procedía de la Dirección General de Tráfico, y probablemente ya esté aleccionado para que no lo haga en el Telediario del sábado 14. Habrá que esperar a mañana para eso. Las provincias huelen a España, y de esta catástrofe lo único que interesa es resaltar las cosas que nos separan, y nada de dar prioridad al desastre, ni tampoco nada de las cosas que nos unen en España ¡Qué vergüenza!

Para colmo y en un momento de enorme confusión por estas inundaciones, algunos medios, como el diario Información de marcado carácter ideológico y defensor de la promoción del separatismo catalanista del Consell, se dedica a ofrecer un magnífico servicio que podría ayudar a identificar las zonas de riesgo, con un mapa interactivo de las mismas, pero no ofrece acceso. No se ha ideado para ayudar a las víctimas sino para el marketing que permitirá conseguir nuevos suscriptores.

Detrás de todo este absurdo tenemos al presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, marcadamente separatista y partidario de los países catalanes, según sus acciones promovidas en Educación, cedida a los separatistas de Compromís. Pero también nuestro querido presidente Pedro Sánchez, promotor de un partido que desde Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Galicia, Asturias… e incluso alguna comunidad adicional, ya ha demostrado su empeño en romper España. De hecho, su portavoz de gobierno y separatista Isabel Celaá, que también es Ministra de Educación, ya quiso lanzar en febrero de 2019 una nueva ley de educación para eliminar a nuestros hijos el derecho de estudiar en su lengua materna en toda su extensión, si es el castellano.

No lo hizo porque no llegó a tiempo ante la anticipada convocatoria de elecciones en esas fechas, pero la misma ley está en los planes de Celaá y de Pedro Sánchez para avanzar en la línea de la ruptura de España, la que promueve la división, el odio y el separatismo, que pasa por convertir las escuelas en centros de adoctrinamiento de las independencias regionales. 

Idiomas y Educación

POST-DATA

A las 22 horas del viernes 13 de septiembre hemos comprobado que el mapa interactivo de las inundaciones por gota fría ya no está solo abierto para suscriptores. Felicidades al diario Información por esa iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.