Marzà, ningún dictador lo haría mejor. PLAN B = Padres Fuera.

Escrito por: Madre de un colegio público de El Campello (Alicante)

Más de seis meses lleva Marzà tocando las narices a los padres con su famoso decreto de plurilingüismo. Han sido varias las manifestaciones y concentraciones en contra de este modelo educativo, todas ellas organizadas por asociaciones ajenas a partidos políticos que defienden la libertad de elección de la lengua vehicular, y en las que tanto yo como la mayoría de los padres nos sentimos representados.

Son nueve los recursos presentados ante el TSJCV y la gran mayoría llevan la rúbrica de asociaciones. Desde el 23 de mayo, fecha que dicho tribunal dicta el auto de suspensión cautelar, el Consell lejos de acatar la justicia ha agotado los plazos e interpuesto un recurso de reposición con fecha 31 de julio. Aun sabiendo que el mes de agosto es inhábil y que el TSJCV no podría pronunciarse, se ha visto en la “irónica obligación” de dictar el 1 de septiembre un Decreto –Ley, norma legislativa para casos de extraordinaria y urgente necesidad, el cual podría no ser constitucional.

Para más inri, el Proyecto Lingüístico de Centro (PLC) debe ser aprobado con anterioridad al proceso de admisión. Los modelos A, B y C no se corresponden exactamente con los seis niveles ofertados durante dicho proceso. De nuevo otra irregularidad. Con este decreto ley son ellos quienes han convertido la lucha en una batalla política pues jurídicamente dejan a los padres al margen.

Marzà no da puntada sin hilo. Desarrolla un nuevo modelo educativo para los alumnos de 2 y 3 años, edades en las que comienzan a construir sus primeras frases. Por un lado pretende que “mamen” el valenciano como lengua materna. Por otro lado es una estrategia jurídica para consolidar una situación de hecho.

Marzà, Puig y Oltra, los únicos responsables de politizar las aulas sois vosotros. Olvidáis que vivimos en España, un país democrático donde los padres deberíamos tener derecho a elegir la lengua vehicular en la educación de nuestros hijos.

Ningún dictador lo haría mejor.

Madre de un colegio público de El Campello (Alicante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *