Nueva ofensiva contra el español en Elche

Otra vez contra la Policía Nacional

Hace unos días, en algunos medios de comunicación digitales se daba la noticia de que un señor de Elche (Alicante) había denunciado a la Policía Nacional por discriminación lingüística, por llevarle a comisaría por hablarles en valenciano. Incluso algún medio lo titula como detención. La supuesta víctima, Jafet Pinedo, centra su denuncia en que los agentes le piden que hable en castellano, como aparece en los titulares de algunos medios, si bien en el cuerpo de esas noticias se añaden otros motivos que la prensa afín no muestra con la necesaria claridad.

 

Esos diarios digitales, de perfil sectario,  publican la declaración de Jafet Pinedo sin contrastarla con la versión de la policía. De hecho, ni siquiera intentan recabar esa versión, dando por buena la del denunciante. Al leer los titulares de discriminación lingüística hacía el valenciano, lengua minoritaria por número de hablantes en esta comunidad, pero no en subvenciones, el lector se solidariza con el denunciante al crear vínculo emocional y victimismo ante el abuso de autoridad de los agentes.

Pero ¿Quién es Jafet Pinedo?

Jafet Pinedo es un activista que militó en la plataforma antimilitarista Tortuga. También es objetor de conciencia electoral que fue procesado por negarse a formar parte de una mesa electoral en los comicios de 2016. Se trata de un personaje que no se encuentra accidentalmente estas situaciones, como quiere darnos a entender, sino que las provoca. En numerosos casos en los que aparecen noticias contra las Fuerzas de Seguridad del Estado, si se indaga un poco se descubre que hay todo un aparato de asociaciones de lucha por la lengua valenciana-catalana y, al mismo tiempo, de desprecio al castellano, en donde la “víctima” suele ser activista de esas asociaciones. Los medios digitales afines a la ideología pancatalanista sirven como altavoces de esas denuncias.

 

 

 

 

 

 

Desde esta asociación lo que creemos que posiblemente ocurrió fue, que este personaje pancatalanista se dirigió a los policías sin respeto alguno y les exigió que le hablaran en valenciano, encontrándose por respuesta que los policías siguieron hablando en castellano, lengua común de todos los españoles y tan oficial en la Comunidad Valenciana como el valenciano, con la sustancial diferencia de que, según La Constitución, el castellano todo ciudadano tiene el deber de aprenderlo y el derecho a usarlo, pero el valenciano solo el derecho a usarlo.

¿Por qué acabó en comisaría? 

Según medios afines, por causa de discriminación lingüística. La policía solicitó que se identificara al objeto de proponerle para sanción administrativa, pero al no llevar documentación le trasladaron a comisaría para identificarle, extremo éste que tampoco explica la prensa, tratándose de un protocolo ordinario al ir indocumentado, aspecto que conocen bien los periodistas. Para explicarles correctamente la situación, existen dos formas por las que la policía puede llevar a un ciudadano a comisaría:

  • Por detención, que significa que el detenido ha cometido un delito tipificado en el código penal y sus derechos constitucionales pasan a ser los que establece el Artº 520 de la Lecrim, hasta ser puesto a disposición judicial.
  • A efectos de identificación, cuando la policía debe identificar para sanción administrativa o por ser sospechoso de cualquier ilícito penal. En ese caso su situación no es de detenido, sino que se traslada a comisaría solo a efectos de identificación el tiempo indispensable para ello.

La argamasa de asociaciones y medios por la causa pancatalanista se han unido para hacer suya la denuncia, tergiversando los hechos y confundiendo a la opinión pública, además de crear un ambiente de presión social sobre los tribunales con objeto de amenazar su imparcialidad. Entre esas asociaciones hay tres que fueron receptoras de subvenciones de la Generalitat Valenciana (DOCV nº 8.422 de fecha 13-11-2018), con las siguientes cuantías:

  • La Associació Cívica per la Llengua El Tempir, que recibió de la Generalitat Valenciana una subvención para la promoción del valenciano en 2018 de 5.736,33€.
  • Ecologistes en Acció del país Valencia que recibió una subvención de 3.665,68€.
  • Plataforma Per la Llengua que recibió una subvención de 35.937,66€.
                                         Pulsa en la imagen para ampliarla

Conclusión:

Otro capítulo de ataque a la lengua española por parte de un activista hispanofóbico que arremete contra la Policía Nacional y contra la lengua castellana, para hacer activismo. Entre sus objetivos está romper todo aquello que represente unión e igualdad entre los españoles. 

Puedes leer un caso similar en el artículo que publicamos en noviembre de 2018: La paciente catalana.

Idiomas y Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.