La revuelta en Cataluña no es una situación que hay que afrontar, es el resultado de un proceso delictivo que evoluciona, y que hay que frenar. Carmen Calvo debería saberlo.

Las vergüenzas de un PSOE separatista:

CARMEN CALVO: Esta mañana la vicepresidenta del Gobierno en funciones Carmen Calvo, nos ha dejado unas declaraciones gravísimas, tanto como las de ayer de la ministra Celáa en su discurso en favor del separatismo. Calvo ha dicho que tenemos que ir lo más ágilmente posible, en pro de una investidura, y que ésta sea pronto, para así poder abrir una nueva etapa con el objetivo de devolver la política a la política «y afrontar la situación de Cataluña» con principios democráticos ¡ATENCIÓN! Ha dicho afrontar la situación de Cataluña…

Es decir, para Carmen Calvo lo que ocurre en Cataluña es una situación, y desde Idiomas y Educación queremos corregirle esa gravísima confusión. En Cataluña no hay situación alguna que afrontar. Lo que hay es el resultado de un proceso dinámico, en constante evolución, de connotaciones delictivas y que usa la Educación para adoctrinar a niños y jóvenes para crear el ejército separatista, por lo que no hay que afrontar una situación, sino frenar el proceso delictivo. En Cataluña además, se usan medios públicos para adoctrinar a la sociedad, lo de la TV3 es aberrante pero no es el único caso. También se  financia el activismo separatista desde entidades que reciben cantidades ingentes de dinero público para redirigir la región a una indepedencia, la que surge de la oportunidad de crear diferencias económicas para una región que ya es rica, la más rica.

Cataluña se encuentra geoestratégicamente situada en una zona de España con gran potencial económico, y así fue como España realizó las oportunas decisiones e inversiones a lo largo de su historia, que es milenaria. Ahora no basta para ellos con ser más rico, es necesario romper España para conseguir mayores diferencias. Pues menuda izquierda para la desigualdad, ésta que tenemos ahora en España.

Entender la diferencia entre SITUACIÓN y PROCESO en Cataluña es fundamental para tomar las decisiones correctas de lo que hay que afrontar. En Cataluña, al igual que en Baleares, Comunidad Valenciana, País Vasco, Navarra, Galicia, Asturias… lo que hay es un proceso dinámico, que evoluciona, y que hay que frenar. Eso es muy diferente a ceder a unas consecuencias alcanzadas desde la extrema manipulación y la extrema impunidad. No hay que resolver ninguna situación porque lo que se va a hacer con ello es avivar el proceso separatista. Lo que ocurre en Cataluña no es una situación, es resultado de un proceso y Carmen Calvo debería saberlo para frenar sus avances devastadores. Nos consta que lo sabe. Lo que van a hacer es echar más gasolina al separatismo. Se trata de una nueva artimaña para justificar el separatismo. 

■ ISABEL CELÁA: Por otra parte, la ministra de Educación y portavoz del gobierno Isabel Celaá dijo ayer en el Consejo de Ministros que… “Política y justicia deben resolver sus problemas por separado”. Con esa declaración la responsable de Educación adopta el lenguaje separatista en las mismas formas expresadas por ERC, partido referente en burla a La Constitución Española, en represión a los ciudadanos españoles y en adoctrinamiento a los niños en el sistema educativo.

Celáa cuenta con un proyecto de ley que estuvo a punto de ser aprobado en febrero de este año, aunque el repentino adelanto de elecciones, las del 28 de abril, no permitió su aprobación. Esa ley, que Celáa pretende aprobar de manera urgente una vez que haya gobierno, va a delegar en las comunidades autónomas la competencia de establecer las lenguas vehiculares en Educación, que es de donde surge el proceso separatista en Cataluña y en otras comunidades con lengua propia. Las causas se originan al incorporar el requisito lingüístico a docientes y al aplicar la imposición de lenguas en el sistema educativo, que producen como efecto el adoctrinamiento escolar. Esto también ocurre en comunidades como Asturias, que, a pesar de no tener lengua propia, el propio PSOE propone un baturrillo sintético de lengua, el asturianu, para justificar el inicio de otro proceso separatista. Y no solo ocurre en Asturias.

Idiomas y Educación

 

El Procés en la Comunidad Valenciana
El Procés en la Comunidad Valenciana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.