Blog

Baleares y Comunidad Valenciana dicen NO a los «Países Catalanes»

El resultado de las elecciones es un rotundo NO a la imposicion lingüística, al adoctrinamiemto identitario y al separatismo de los «países catalanes». El electorado se ha pronunciado con claridad por la unidad de España. 

La asociación Idiomas y Educación desea felicitar al Partido Popular por su magnífico resultado en estas eleciones, consiguiendo cerca de 900.000 votos y más del doble de escaños que en 2019. También queremos felicitar a Vox, por su decisiva presencia en las Cortes Valencianas y en muchos de los municipios de esta Comunidad. Las Cortes Valencianas quedaarán constituidas el el lunes 26 de junio a las 10:30 horas.

Nuestros hijos cuentan ahora con una oportunidad para estudiar en un sistema educativo que tenga en consideración también la lengua española, eliminando la discriminación que supone la imposición lingüística y dando valor a la lengua materna de estos niños, el mejor recurso para evitar el fracaso escolar.

España ya se ha convertido en el único país de Europa en donde no se puede estudiar en su lengua oficial, el español. Esto ocurre en nuestro país en diversas comunidades autónomas con lengua cooficial, pero el resultado del 28M en Baleares y en la Comunidad Valenciana es un claro posicionamiento de los votantes a luchar contra este despropósito.

Europa, a través de sus Escuelas Europeas, defiende un modelo que sí permite a los hijos de los funcionarios europeos estudiar en diferentes lenguas, con objetvo de respetar la lengua materna de cada niño. Se trata de un referente lingüístico en Educación que dista del modelo Marzá, conseller de educación entre 2015 y 2022, que con su Ley 4/2018, actualmente en vigor, impone el valenciano en Educación con segundas intenciones separatistas, generando discriminación entre el alumnado y fracaso escolar. 

Idiomas y Educación solicitará al nuevo gobierno autonómico la derogación de esta ley, así como la eliminación de requisitos lingüísticos y méritos, a docentes y funcionarios. Se trata de un aspecto que discrimina a los trabajadores del sistema público. El requisito también se presenta como un chantaje que cambia las prioridades de los padres para escolarizar a sus hijos en una lengua diferente a la que éstos necesitan para una mejor educación y que acaba siendo la base del adoctrinamiento identitario. La asociación solicitará también, entre otras cosas, una correcta regulación en la denominación de topónimos, con el fin de recuperar los nombres de lugares en español.

Idiomas y Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *