Medios de comunicación internacionales recogen el descontento con el decreto Marzà de residentes extranjeros, que obliga en algunos casos a retornar a sus países o mudarse a otras comunidades.

El pasado 19 mayo podía verse a extranjeros de diversas nacionalidades desfilando en la manifestación de Alicante: holandeses, noruegos, ingleses, daneses… Se trata de padres que tienen a sus hijos escolarizados en las diversas escuelas de la provincia, que se presentaron para protestar al desear que sus hijos estudien en castellano, pero les obligan a escolarizarlos en valenciano, con el nuevo decreto.

Ellos argumentan que llevan muchos años en España, que sus hijos siempre estudiaron en líneas castellanas. No son jubilados sino profesionales a los que se les ha invitado a venir, a desarrollar sus trabajos en sectores productivos en que se necesitan lenguas internacionales (inglés, frances, alemán… y también español), por lo que desean que sus hijos se eduquen en castellano.

La pérdida de este derecho, según dicen, podría significar una huida de los colegios de enseñanza pública a otros de carácter concertado o privado, pero en la zona donde viven no hay mucha oferta, por lo que ahora se plantean su cambio de residencia, o incluso su retorno a su país de origen.

Algunos medios extranjeros reproducen la noticia, como el Euro weekly news, medio inglés:

 

La siguiente imagen corresponde a la revista noruega Aktuelt Spania

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.