Campañas de algunos centros para que los padres no soliciten la exención del valenciano en la matrícula

La exención del valenciano sigue vigente en los territorios castellanoparlantes de la comunidad valenciana, aunque es cierto que los alumnos de estas zonas tienen ahora muy pocas oportunidades de estudiar en castellano. La imposición del valenciano para catalanizar la región y reconducirla al separatismo ya es efectiva incluso en estos territorios.

Hay centros que apoyan la represión separatista, recuerda que todo esto no es por la lengua sino por el separatismo. Un padre nos ha enviado el documento que le han entregado para convencerle de que no pida la exención en la matrícula de su hijo.

Los contenidos de ese documento solo representan mentiras y mitos para ejercer la manipulación desde el momento de la matriculación.

Os explicamos la realidad.

  1. Si le dedicas 3 horas al valenciano se las estás quitando a las lenguas que realmente son necesarias para el desarrollo económico de una región en donde prima la exportación, los servicios internacionales, el turismo… Por poner un mero ejemplo la Comunidad Valenciana es líder en ventas de viviendas a ciudadanos extranjeros. El inglés y el español son fundamentales para la riqueza de esta comunidad. El valenciano no.
  2. Es como decir que si aprendes Suajili, Massai o gikuyu aprenderás mejor el inglés y el francés.  Pues si le quitas tiempo a lo que realmente tienes que estudiar, nunca manejarás las lenguas que realmente son necesarias para este mundo global de siglo XXI, en donde se necesita el español y el inglés.
  3. Si estudias valenciano, te equiparas a los alumnos que son víctimas de la represión separatista. Es decir, conviertes a tu hijo en partes de las huestes de ese ejército.
  4. Si estudias valenciano, estarás cayendo en las garras del GRAN CHANTAJE. Se trata de certificados de la lengua represora para manipular a los padres seduciéndoles para aprender el valenciano, una lengua que no vale para el reto global de siglo XXI. En realidad solo vale para el separatismo. 
  5. El estudio del valenciano para alumnos extranjeros facilita la integración al ejército separatista que se forma con el adoctrinamiento en las aulas.
  6. Estudiar determinadas lenguas no nos hace más tolerantes. Solo hay que ver cómo son de intolerantes los niños adoctrinados en la escuela catalana, referente para adoctrinar ahora en la Comunidad Valenciana.
  7. La realidad es que en la universidad valenciana, los represores ya han colocado a rectores para sincronizar la maquinaria separatista, que se basa en adoctrinar niños en la escuela y para relanzarlos desde la universidad. Todo ello para que sean radicales promotores de la identidad, diferenciación, división, odio y separatismo. 

Idiomas y Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.