El valenciano como idioma de unión y no de confrontación

 


Valenciano

Nadie mejor que un valencianohablante para conocer de primera mano cuál es la utilidad del valenciano

 

En la Comunidad Valenciana vivimos, perfectamente integrados, tanto ciudadanos valencianohablantes como castellanohablantes desde generaciones pretéritas, sintiéndonos todos plenamente identificados con esta tierra. Además, sobre todo en las últimas décadas, la demografía de la Comunidad Valenciana se ha visto incrementada con población extranjera de distinto origen.


Nuestra asociación la componen miembros que tienen como lengua materna tanto el castellano como el valenciano, e incluso contamos con una integrante extranjera, por lo que somos un fiel reflejo representativo de la demografía de nuestra Comunidad.

Nadie mejor que un valencianohablante para saber de primera mano cuál es la utilidad de saber hablar el valenciano. No nos equivoquemos, ni nos llevemos a engaño. Puede que alguien foráneo, o recién llegado a la Comunidad Valenciana, desconocedor de los orígenes de los pobladores de esta tierra, no tenga muy claro cuál es la realidad del idioma valenciano, y piense que se trata de una lengua imprescindible, donde todo el mundo la utiliza, que le va a servir para abrirle muchas puertas, y asegurarle un futuro prometedor. Seamos francos, por mucho que se empeñen algunos, el valenciano no se puede comparar con lenguas globales como lo son el español y el inglés.

Por eso, como valenciano parlante que soy, tanto por parte de padre como por parte de madre, teniendo el valenciano como lengua de comunicación en el ámbito familiar, entre tíos, primos y demás familiares, y que igualmente lo hablo en el ámbito social y laboral con aquellos que descubro que también lo hablan, momento a partir del cual, como norma no escrita, será habitual que empleemos siempre el valenciano para comunicarnos, por lo que puedo decir, de forma clara y sincera, cuáles son los beneficios y el alcance de saber hablar el valenciano, sin llevarme a engaño.

Pienso que es injusto lo que está haciendo la actual Consellería con nuestros hijos, vetando el acceso a elegir el castellano como lengua vehicular en la enseñanza. Pero eso no lo digo solo por mí, sino que también lo digo por familiares y amigos a los que he consultado, que también tienen el valenciano como lengua materna, y que también son de la opinión de que es una barbaridad lo que está haciendo la Consellería con la imposición del valenciano en las aulas, suplantando al castellano de forma autoritaria y sin posibilidad de elección. Manifestándome su sentir de que la elección del valenciano, o el castellano, como lengua vehicular en la educación, debería ser una decisión de los padres y no impuesta. Pues esa imposición, esa inmersión en valenciano que actualmente se sufre en las aulas de la Comunidad Valenciana, en lugar de fomentar su uso lo que está consiguiendo es totalmente lo contrario, está generando odio hacia el valenciano. De hecho, un dato sorpresivo, es que en la actualidad hay más gente que nunca que ha aprendido o está aprendiendo el valenciano en las aulas, podríamos decir sin equivocarnos, que incluso saben hablarlo mejor que sus abuelos, y sin embargo no quieren utilizarlo socialmente, y la culpa la tiene la imposición, que les lleva a aborrecerlo.

Todo este planteamiento nada tiene que ver con estar en contra del valenciano, nada más lejos de la realidad, pues ninguno pretendemos ni queremos que se pierda esta lengua. Estamos totalmente de acuerdo en que se debe aprender, en que los ciudadanos tienen el derecho a aprenderlo. De lo que se trata es de darle el valor que realmente tiene dentro de un mundo globalizado, y de defender la libertad de poder elegir la lengua vehicular en la enseñanza de nuestros hijos, ya sea el valenciano o el castellano, sin imposiciones ni adoctrinamiento. Y con el convencimiento de que las lenguas deben servir para unir y nunca para enfrentar.

José Ramón Pastor                                                                                                                                                                                 
Idiomas y Educación         

Valenciano

 

                                                                                                                                                  

2 comentarios sobre “El valenciano como idioma de unión y no de confrontación

  • Pingback:El valencià com a idioma d'unió i no de confrontació - Idiomas y Educación

  • el 18 septiembre 2019 a las 11:52
    Permalink

    Buenos días
    De acuerdo con lo comentado.
    Hasta ahora siempre ha habido respeto entre valeciano parlantes y castellano parlantes, por lo que no entiendo la necesidad de confrontación.
    Los políticos deben saber que ante todo debe primar el respeto y la educación.
    Tengo amigos valenciano parlantes y no tienen ningún inconveniente en hablar en castellano si en el grupo se encuentra una persona que no sabe valenciano, por tanto no veo la necesidad de radicalización.
    Un saludo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.