Recomendaciones a los padres para sobrevivir a la ley de plurilingüismo inmersivo en la Comunidad Valenciana

Idiomas y Educación recomienda a la comunidad educativa, y en especial a los padres miembros del consejo escolar de cada centro, o si se trata de la enseñanza concertada el titular de la entidad del centro concertado, que en ambos casos son los competentes en la elaboración de la propuesta de Plan Lingüístico de Centro, para que se cumpla el artículo 6 de la nueva ley, de mínimos, en el que las lenguas deben tener unos porcentajes suelo determinados, y también unas recomendaciones adicionales.

Atrapados por la inmersión en valenciano
Atrapados por la inmersión en valenciano

Los porcentajes mínimos son:

■ 25 % de castellano.

■ 25 % de valenciano.

■ 15 % de inglés. 

■ 35 % a decidir en el centro (el consejo escolar en los centros públicos y la entidad en los concertados)

Idiomas y Educación también recomienda que los padres luchen para que el 35 % restante, pendiente de reparto, sea de la lengua que desean las familias en ese centro. Para ello las asociaciones o grupos de padres deben realizar una encuesta a los padres del centro, para ver si prefieren el castellano, el valenciano o el inglés como principal lengua vehicular. Se debe intentar que el porcentaje de reparto de lenguas del Programa Lingüístico de Centro sea lo más próximo al espectro de lenguas que solicitan los padres en el centro. Y que se use el 35 % a decidir por el órgano de gobierno correspondiente (consejo escolar en los centros públicos y titular de entidad en los concertado), para esa correspondencia quede en el seno de los propios centros.

El verdadero objetivo de Idiomas y Educación es el derecho a elegir lengua vehicular, pero ante esta ley totalitaria que discrimina y desplaza la decisión de los padres, es necesario luchar para que con la aplicación la nueva ley los padres mantengan alguna voz, y un verdadero voto, para que se use el 35 % restante a repartir en el reparto de porcentajes, y se ajusten lo máximo posible al espectro de cada centro, aunque respetando el artículo 11, de mínimos.

EJEMPLO

Si se realiza una encuesta que dice que solo un 15 % desea valenciano, un 15 % desea inglés y un 70 % desea castellano, en ese caso se deberá respetar el mínimo del 25 % de valenciano y el 15 % de inglés, pero para el castellano, aparte de aplicar el 25 % de mínimos, se solicitará que el 35 % adicional a adjudicar también sea asignado al castellano, con lo que el resultado final sería: ■ 60 % de castellano ■ 25 % de valenciano ■ 15 % de inglés ■ 

ESTA APLICACIÓN ES TRANSITORIA HASTA LA DEROGACIÓN

Esta aplicación sería deseable durante este transcurso y hasta la derogación de esta ley, momento en que esperamos una implacable nueva ley que devuelva derechos y libertades a niños y padres sin dirigir la educación valenciana hacia la división y el odio, decisión a abordar que esperamos se realice inmediatamente después de las elecciones de mayo de 2019.

Idiomas y Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *